Libro | No Culpes Al Karma De Lo Que Te Pasa Por Gilipollas, de Laura Norton

16 noviembre, 2016

¡Hola, hola! Por fin he vuelto después de unos días demasiado ajetreados. Hasta finales de mes estaré estudiando para un examen importante pero gracias a que llegó el nuevo ebook, puedo intercalar diferentes lecturas. Eso sí, postearé bastante menos en noviembre pero intentaré no perder la costumbre. Y como ya he dicho, estoy disfrutando a todas horas del nuevo libro electrónico. No es otro que el famoso Paperwhite después de saber que la marca Sony (el anterior ebook) no fabricase desde hace tiempo. Me puse al lío con una de las novelas pendientes y la terminé en apenas dos días. Divertida, fresca, apta para casi todo el mundo y que recientemente está muy de moda por su adaptación al cine, al que habrá que darle una oportunidad. No es otra que No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas de la autora Laura Norton. Allá vamos...

No Culpes Al Karma De Lo Que Te Pasa Por Gilipollas | Laura Norton
Narrativa contemporánea
Año 2014 | 351 páginas
Espasa

Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título de mi libro.
¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.
Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Más información en Goodreads






Muchos meses atrás una amiga me recomendó este libro y cuando leí de qué trataba, enseguida tuve mis dudas. Lo retrasé hasta que vi anunciar el tráiler de la película. Como muchas personas, soy de las que antepongo las historias en papel para luego disfrutarlas en imágenes. Al revés no me funciona. Me veo incapaz de meterme en algo que he visto en apenas dos horas. Al empezar a leer lo primero que pensé fue que no era el estilo de lectura que acostumbro a devorar porque lo mío son los dramas y los personajes sufridos a los que la vida les trata mal. Cosas del destino, me encantó más y más según avanzaba. Sin spoilers y sin destripar nada de nada os contaré un poco qué pienso de la novela.

Antes de ahondar en los sucesos, debo remarcar lo especial y significativa que resulta la portada una vez entiendes su significado. Sencilla y natural como la protagonista, como la historia. Tampoco quiero olvidarme de la pluma de Laura Norton que también veo reflejada en la portada. No se anda con florituras y es que además, esa fórmula tiene un componente estrella: la facilidad para adaptar el humor. En ocasiones parece que la literatura deba contener un vocabulario rico, excelso... y de igual modo, deba suponernos un reto. Laura Norton atrapa al lector con la cercanía de sus personajes poniéndonos las cosas fáciles. Mantienen conversaciones normales, como cualquiera de nosotros podría hacerlo. Y es de agradecer. 

El humor. Dada la incertidumbre que mantenía con la novela, creí que no fuese capaz de reír ni siquiera de esbozar una sonrisa. Una vez más estaba completamente equivocada. No nos cuenta una historia fuera de lo común ni llena de novedades pero entre todos esos clichés hay momentos divertidos donde no puedes dejar de sonreír aunque la protagonista lo pase realmente mal. Me hizo plantearme seriamente si reírme de las desgracias ajenas me convierte en mala persona. El libro provoca una sensación rara pero también placentera. Leyendo, uno se da cuenta de que debería sentir pena y lamentarse al mismo tiempo que el personaje pero los acontecimientos son tan surrealistas que no puede evitar reírse.

Centrándonos en lo importante y como unas líneas arriba he dicho, la historia no va a suponer para nadie un gran hallazgo. Lo mismo de siempre pero con una gran diferencia. No hay pasados difíciles que se entrometan ni serias preocupaciones que impidan que Sara, la prota, triunfe en sus metas. Ella, es una chica normal que un buen día se le complican las cosas cuando decide ser plumista en el corazón de Madrid. A partir de aquí, conoceremos a un montón de personajes, cada cual más peculiar. Sus padres, su novio, su hermana, el prometido de su hermana... ¿Y qué tiene de particular la novela? Sara tiene grandes planes, quiere volar muy alto, quiere ser alguien importante en la vida y dejar huella, quiere disfrutar de su momento y con lo que le gusta. Pero la suerte no está de su lado. En pocas palabras, la chica tiene muy mala pata. Todo le sale mal y según vayamos leyendo, sus planes se torcerán cada dos por tres. Pero ella se lo toma con filosofía y tira para adelante como buenamente puede. Y hasta aquí quiero contar para no desvelar nada ni aportar datos que puedan daros pistas de por donde tira la novela.

Vuelvo a repetir lo mucho que me gustó. Pese a no contener una historia magnífica, es digna de ser disfrutada y devorada como me sucedió. Otro aspecto negativo es lo predecible que puede llegar a ser en ciertas situaciones o sorpresas que se guarda para el lector. Se compensa con humor y con muchos momentos inexplicables que evidentemente son ficticios y tienen un puntito fantasioso. No imagino mi día a día afín al de la protagonista. Sería horrible.

Sara, el personaje principal, tiene el carisma y fuerza necesarios para llevar las riendas de la trama aunque en muchos momentos se ve al personaje a contracorriente de otros. ¿Qué podemos esperar de una mujer normal y corriente que no le hace mal a nadie? Tiene deseos y proyectos, tanto personales como profesionales pero antes de llevarlos a cabo se asegura de que su entorno no se vea perjudicado. Graciosa y patosa por igual, es una madrileña de los pies a la cabeza. A veces puede desesperar y cansarnos porque o bien, sueña despierta con demasiada frecuencia si algo le sale bien o corre a por el papel de víctima si las cosas se tuercen. Pese a ello, me ha gustado. Se le va la pinza a menudo y sus pensamientos post-modernos resultan de lo más divertido. Cualquier otro estaría inmerso en una depresión.

Junto a Sara está su "inseparable" novio, Roberto, arquitecto de profesión al que la crisis económica le pasa factura. Si bien al principio simpaticé con el chico y la pareja que hace con Sara me gustó porque se complementan y se entienden, acabé cogiéndole tirria. Me pareció un personaje de lo más egoísta y falso. La querida hermana, Lu, es la revolución del libro. Sara es orden, paz y armonía. Lu vive tal y como desea sin estresarse por nadie, demuestra tener mucho carácter y ser sincera y cariñosa. Los padres están como una regadera. Él, perdido a pesar de su edad y ella, una caradura de cuidado a la que no entendí ni deseo como madre. Las situaciones familiares son de lo más rocambolesco que había leído en mucho tiempo. Y termino con Aarón, el prometido de Lu, que se acopla a su familia política poniendo de los nervios a Sara. Enigmático, con un puntito rebelde y agradable de leer. El único cuerdo de la historia.

Se me hizo corto el final. O apresurado tal vez. Leía, leía, leía y de repente ¡pum! finalicé sin esperarlo y en el mejor momento del salseo. No pude disfrutar como me hubiera gustado de Sara y de su presente. Eché en falta un capítulo más para dejar las cosas claras y por qué no, ver qué tal les iba a los demás y el tipo de relación que algunos mantuvieron durante gran parte del libro.

Con sus fallos y aciertos, recomiendo esta novela si queréis pasar un buen rato y despreocuparos de todo. Es amena, juvenil, fresca, se lee rápido y en poco tiempo. Además la película ya está en cines y antes de que compréis entrada y palomitas os invito a conocer al 100% a esta pequeña gran "familia". Le doy un 8 porque es realmente optimista y lo transmite al lector haciéndole partícipe. Y por supuesto espero poder leer más libros de Laura Norton.


4 comentarios:

  1. Hola Nai!! No creas que no me he acordado de tí que el olvidado Anobii me recomendaba muchas cosas de tu parte jaja! Si, ando con el blog hace mil aunque anda más tirando a muerto por más reseñas que suba, jamía.

    PD: Coincido en lo que dices de este libro, se lee rápido y para pasar el rato no está mal. A ver si le echo un ojo a la peli ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay anobiiiiii! Al final me fui a goodreads y estoy loca con la red social. Todo en inglés eso sí pero es descubren tantos libros *.* Es la wikipedia literaria. Hazte cuentaaaa!

      El libro es muy divertido, dentro del drama de la chica, que le pasa de tó XD

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Leí el libro hace tiempo y me gustó muchísimo. Nunca me había reído tanto con un libro y es que a la protagonista le pasa de todo jaja. El viernes voy a ver la película así que a ver qué tal.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea! A ver qué tal la película, en principio parece bastante fiel. Esperaré tu reseña si la hay. Gracias por pasarte ^^
      Besos!

      Eliminar