Libro | La Corona, de Kiera Cass

03 junio, 2017

¡Muy buenas a todos! ¿Qué tal os va? Cambiamos de mes y dentro de poco, también de estación. Qué mal llevo el verano. El sol, el calor... Con lo bien que se vive tapada con una manta y un té caliente en las manos. En fin, esperemos que se pase rápido y no tengamos que soportar esas temperaturas infernales de otros años. Hoy en el blog es el turno (ya era hora) de la reseña del último libro de La Selección. La Corona. No sabéis las ganas que tenía de acabar ya la saga. Porque desde que finalizara la trilogía original, me ha costado leer y escribir sobre su continuación. Tampoco quiero decir, que no me implique pero ya necesitaba cambiar de aires "literarios". Como siempre os aviso de los spoilers que comienzan en la sinopsis para aquellos que no habéis leído nada.

La Selección #5 Young Adult/Distopía · Roca Editorial · ★★
Treinta y cinco pretendientes entraron en la Selección. ¿A quién escogerá la princesa?

En La heredera, se inició una nueva era en el mundo de La Selección. Han pasado ya veinte años desde que America Singer y el príncipe Maxon se enamoraron. Ahora le toca el turno a su hija Eadlyn, quien tendrá que escoger entre treinta y cinco pretendientes, y está más que convencida de que allí no encontrará el amor verdadero. Pero el corazón a veces hace de las suyas y nos sorprende, y Eadlyn se verá en una encrucijada en la que deberá tomar la decisión más difícil e importante de su vida.






La Heredera me dejó fría y en un par de ocasiones se me pasó por la cabeza el abandonar la saga, lo que sin duda hubiese sido una pena. Después de darle una oportunidad más, he perdido la cuenta de cuántas van, agarré este libro con la esperanza de por lo menos, quedarme con buen sabor de boca. Y oye, mejor que el anterior ya es pero tiene una serie de problemas que no logro entender si echo la vista atrás y analizo lo leído. La principal pega que he encontrado en La Selección es el ritmo tan discontinuo e irregular. Hay novelas donde ocurren muchas cosas y otras son tan pausadas que apenas se avanza. No hay un equilibrio. En las últimas treinta página de La Corona suceden más cosas que en las trescientas de La Heredera. ¿Cómo puede ser esto así? Sé que he criticado bastante a Kiera Cass pero no estructura bien los hechos. Es algo que no me gusta nada de la autora. Otra pega importante es contar con un final exprés y lleno de cabos sueltos. Incompleto.

Es muy fácil tomar decisiones sobre la vida de los demás, sobre todo si a uno no le afectan.


En La Corona nuestra "querida" Eadlyn continúa preparándose para el reinado que le espera mientras los problemas familiares de todo tipo se presentan en Palacio revolucionando parte de la novela. Si recordáis en La Heredera Ahren decide irse a Francia y se lo comunica a su hermana a través de una carta lo que acarreará consecuencias. A ello hay que añadirle, la presión por el concurso que avanza sin parar hacia su recta final y las amenazas imprevistas que hacen peligrar su futuro. La princesa tendrá que empezar a tomar decisiones, algunas arriesgadas y otras de lo más valientes. Respecto al concurso y los pretendientes, algo en Eadlyn va a hacerle comprender que tener una persona a su lado no es tan horrible como pensaba.

La autora recupera parte de esa magia que ya conocimos en la trilogía inicial y demuestra que junto a su ya conocida narración, los giros y sorpresas le sientan de maravilla al libro. Fresco, divertido y rápido, las 269 páginas saben a poco. Mejora muchísimo respecto al anterior y es todo un alivio a pesar de los ya clásicos problemas. Encontramos más trama, más importancia a cada momento. Me ha fallado la portada, ya que todas me gustaban y esta no me termina de convencer con esos tonos púrpura y lilas. Me hubiese decantado por los dorados o anaranjados. De nuevo Eadlyn es la conductora y aunque le cueste, va a despertar más simpatías en el lector. Mejora muchísimo su comportamiento, vital en un personaje principal que lleva el peso de la narración. Sigo pensando que la palabra "distopía" le queda grande a esta saga, en especial estos últimos libros. Por suerte, volveremos a tener noticias del pueblo de Illéa que hacían falta.


Centrándonos en EADLYN, he notado mejoría en ella. Le cuesta pero poco a poco madura y se sosiega. Sí que es cierto que sigue teniendo momentos de lo más altivos y prepotentes donde aprovecha a lucirse con sus salidas de tono. Según avanzamos, la chica comienza a abrir los ojos y decide cambiar su actitud por el bien de todos, sobre todo el del lector. Este cambio se percibe cuando está con sus pretendientes. Por fin afloja con los chicos y se comporta como una persona de su edad, se deja querer y comienza a ser consciente de que probablemente en un futuro no muy lejano uno de los pretendientes se convierta en su esposo. En cuanto a esto, me gusta la decisión que toma aunque también esperaba lo contrario. Mantenerse en sus trece y reinar sola. El chico me encanta y desde el inicio ya notaba que iba a ser más importante de lo que nos querían hacer ver. Otro problema y este atañe al romance, es la falta de autenticidad. No me creo los repentinos sentimientos de Eadlyn hacia él. Vuelvo a sentir que la autora no ha sabido manejar bien la relación. Uno no puede enamorarse con cuatro o cinco conversaciones. Maxon tuvo tres libros y desde bien temprano se interesó por América. Y lo que corresponde a su reinado, parece que soluciona la mala imagen que había cosechado hasta entonces. A Illéa no le gustaba Eadlyn. A pesar de no haber revueltas ni nada semejante a lo conocido en La Elegida, la princesa va a tomar las riendas con las decisiones adecuadas.

En cuanto al resto de personajes, voy a destacar a unos pocos dejándome en el tintero a muchos, sino no termino nunca. KILE, me ha gustado durante ambos libros y me parece acertado su destino aunque no sea él quien lo decida. Eso me rechina. HENRI es adorable y generoso. Un gesto vale más que mil palabras y lo demuestra con creces en el momento más indicado. HALE me ha caído muy bien y junto a EAN van a sorprender por sus finales. Es algo que ni por asomo esperaba y la verdad, me encanta. NEENA, gana en protagonismo y también en poder. El personaje merecía más reconocimiento. Aún así sus asuntos personales quedan un poco en el aire, como tantas otras cosas. Sobre MAXON y AMÉRICA tengo sentimientos de todo tipo, porque no he visto a esa parejita de hace 20 años. Ha pasado mucho tiempo pero no sé, han perdido su carisma. No parecen ellos aunque ahora sean padres. Para el final dejo al personaje que desearía haber conocido a fondo y ojalá las tramas se hubiesen centrado mucho más en él. ERIK o mejor dicho EIKKO (❤).  Tiene esa magia que percibí en Maxon nada más aparecer en La Selección. Es un digno sucesor, se le ve buen chico, calmado, responsable... Ojalá hubiese tenido más momentos. Me fastidia mucho no poder leer más sobre él, en especial por el apresurado desenlace.

Tienes que asumir que la perfección no existe. La imperfección es el equilibrio perfecto, créeme.


Resumiendo, a lo largo de la saga La Selección ha habido subidas y bajadas, momentos que preferiría habérmelos ahorrado y otros que espero recordar. Tras cinco libros y cuatro relatos, si tuviera que recomendar os invitaría a conocer la trilogía y después dejaría en vuestras manos el continuar o no. La Corona está cargada de acontecimientos y aunque se disfrutan, suceden tan rápido que no da tiempo a asimilar tanta información. A pesar de reconciliarme con su protagonista, sigo echando de menos a América e incluso a sus contrincantes. Ellos, los pretendientes, apenas tienen peso en la historia. Es un libro lleno de contradicciones. Termino satisfecha con las elecciones pese a no entender esos saltos tan repentinos. Como ya he dicho, demasiados altibajos que me han decepcionado y por mucho que odie decirlo, no me han permitido divertirme. Esperaba una historia completamente distinta y aunque hay puntos originales, es más de lo mismo. Ojalá que con este libro se acabe de una vez por todas el concurso y la distopía en Palacio. Si Kiera Cass contempla el hecho de retomarlo, deseo que lo analice bien y que organice las ideas. Ahora pido vuestra opinión al respecto. Primero sobre el libro y luego, la saga. ¿Os ha merecido la pena? ¿Os ha gustado tanto como esperabais? Contadme vuestras impresiones. Por mi parte, me quedo con un regusto amargo. No soy muy dada a grandes sagas pero las pocas que he podido leer me han encantado y esta no está a la altura de por ejemplo Covenant de Jennifer L. Armentrout por hacer una comparación de ambas. Hay que ser positivos, ahora esperan más lecturas y sus correspondientes reseñas. ¡Feliz sábado!


OTRAS RESEÑAS DE KIERA CASS

La Selección (La Selección #1)
La Élite (La Selección #2)

18 comentarios:

  1. Hola Naiii!!
    Jajaj veo que estás devorando esta saga! ME ALEGRO DE QUE TE ESTEN GUSTANDO LOS LIBROS DE KIERA CASS!!!
    Yo leí la trilogía principal y la amé completamente, pero no creo que vaya a leer el resto de los libros.
    Un besote! Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa! Haces bien, quédate con la trilogía y punto jaja. Hay demasiados libros buenos para estar perdiendo el tiempo. Al menos a mí me llevó poco terminar :P
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola cielo!
    Yo ya no sé lo que hacer con esta saga.
    Tengo los tres primero y los dos de hitorias cortas como ya te habré dicho y estaba esperanod a tener los dos últimos para leerla del tirón, pero cada vez que leo una reseña de alguno de los dos últimos me convenzo más de leer la trilogía y ya si en un furuto me quedo con ganas de más pues leerme los dos últimos jejeje
    Un besazo corazón, siento que los último libors no hayan sido satisfactorios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo leerte los tres primeros y las historias y oye luego ya decides si conseguir el resto. Porque lo mismo no te llaman la atención y la trilogía tienen sus momentos choff pero está bien. Estos dos libros son demasiado justitos... Y comprarlos para que luego no gusten...
      Besotes!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Es una lectura entretenida, pero sin más. El libro engancha, Eadlyn mejora su comportamiento y nos entretenemos al ver como se va relacionando con los pretendientes, pero tampoco es una historia para tirar cohetes y el final muy repentino para mi gusto, me faltó amor y momentos entre la protagonista y su elegido. Es una saga para desconectar, que está bien, pero ni punto de comparación con otras sagas, por ejemplo la de Jennifer L. Armentrout que nombras ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo :)
      Le faltan tantas cosas a la saga... pero ya está leído y no hay marcha atrás.
      Besos!

      Eliminar
  4. Bueno, digamos que en este Eadlyn no cae tan mal, aún así me pareció una novela floja y como dices el término distoía le queda grande, al final no deja de ser una romántica.

    Un saludo Nai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda esa actuación tirada por la borda. Anda que no podían haber puesto al chico elegido desde el inicio pero con peso en la trama. No sé, así sin darnos cuenta... de pronto le elige! Ea ya está leído XD
      Besos!

      Eliminar
  5. ¡Hola guapa! ^^
    Como ya te comenté en la otra entrada, para mí esta saga debería haberse quedado en tres libros solamente. Los dos últimos me decepcionaron bastante, sobre todo por su protagonista Eadlyn, que me cayó fatal desde el primer momento. Aun así este libro me gustó un poquito más que el anterior, ya que al ser el final tiene algo más de interés. Erik era uno de mis chicos favoritos, así que me gustó que la protagonista se quedara con él.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en todo ^^
      Una pena no haber podido leer y disfrutar lo que esperábamos.
      Besos!

      Eliminar
  6. Hola bonita!
    Ufff uff este libro se me hizo eterno y eso que es finito, no aguanté nada, ni a la prota ni la historia repitiéndose y siento que a Max y América los cambiaron completamente de forma de ser.

    ¡Un besito ratonil! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Maka. Para ser unos libros tan finos, el 4 me costó mucho. Este ya no tanto, me enganchó algo más. Pobres Maxon y América...

      Besos!

      Eliminar
  7. Has llegado a la conclusión de la saga, que alegría que pese a los altibajos te lleves un buen sabor de boca. En lo personal no entiendo porque la autora tuvo que abarcar como parte de la misma saga a la hija de los protagonistas de los primeros tres libros, no digo que sea malo o que no me gustara, sólo que creo que es un poco extraño... jaja.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado llegar al final, no te voy a mentir. Hubo tropiezos por el camino. Desde que Maxon y América dejaron de ser jovencitos la saga ha perdido la esencia. Comparto tu opinión respecto a Kiera. Es muy raro porque los fans quieren a la pareja original, no a la insufrible de la hija.

      Besos!

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    A mi esta saga no me gusta, no llegue a conectar con ella. Pero me alegro que tu la hayas disfrutado mas o menos :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos, tú lo has dicho... jaja. Si sé que iba a ser así antes, hubiese leído lo principal.
      Besos!

      Eliminar
  9. ¡Hoooola!
    La verdad es que no tengo mucho interés en continuar con esta serie de libros. Me leí el primero y, aunque me gustó, no me volvió lo suficientemente loca como para necesitar continuar sabiendo qué ocurre -además de que me comí el spoiler sobre como acaba todo en la trilogía principal-. Como mucho me animaría a eso, a leer los tres primero más que nada para dar por zanjada la trilogía primera pero el resto dudo que los continúe porque las opiniones no son de lo más positivas y tampoco me entusiasma la idea.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras si no tienes interés y encima conoces el final del tercero... Ni te lo plantees porque no merecen la pena como otras lecturas que a pesar de tener datos siempre hay misterios y personajes a los que conocer. Una pena.

      Besos!!

      Eliminar